La Mostaza y sus usos

 

Se ha usado desde la antigüedad con fines terapéuticos, en especial como vasodilatadora en el caso de dolor muscular, lumbalgia, ciática, artritis, etcétera

Las Propiedades:

  • Pertenece a la familia de las crucíferas, de la misma manera que el brócoli y muchas son las variedades de esta planta, entre las que se puede destacar la mostaza blanca y la negra.
  • Nutricionalmente hablando, las semillas de mostaza son particularmente ricas en ciertos minerales como magnesio, selenio, potasio y fósforo. Mas la aplicación más esencial que tienen, sobre todo a nivel externo, son sus propiedades vasodilatadoras, o sea, su capacidad para producir calor y acrecentar el riego sanguíneo.
  • Sin embargo, siempre y en toda circunstancia debemos emplear la mostaza con bastante moderación, puesto que asimismo contiene aceites esenciales irritantes que pueden llegar a generar quemaduras cuando se aplica en la piel. Consultar antes en la mejor clínica de medicina estética Madrid.

La mostaza se ha usado de forma tradicional en caso de:

  1. Dolores musculares crónicos
  2. Artritis
  3. Ciática
  4. Lumbalgias
  5. Hipertensión
  6. Pies cansados
  7. Cefalea y jaqueca
  8. Catarro
  9. Asma
  10. Congestión nasal
  11. Estimulante del hambre y digestible

 

Cómo son las Aplicaciones ?

Para aprovechar las propiedades de la mostaza, existen 2 opciones:

Vía externa: Aplicando cataplasmas de mostaza (de ello te vamos a hablar más abajo) o bien baños de mostaza
Vía interna: La mostaza no acostumbra a emplearse como antídoto medicinal por vía interna pues sus propiedades irritantes hacen que no se pueda ingerir mucha cantidad. Sin embargo, podemos utilizar un tanto como condimento en forma de salsa.

Otras substancias con las que conjuntar la mostaza

Una buena forma de acrecentar el efecto de la mostaza (tanto en cataplasma como en baños) es combinándola con otras plantas o bien substancias que hagan exactamente el mismo efecto, por ejemplo:

  • Arcilla roja
  • Jengibre
  • Canela
  • Aceite esencial de canela
  • Aceite esencial de manzanilla
  • Aceite vegetal de caléndula

De qué manera utilizar la mostaza en cataplasma?

Para realizar un cataplasma de mostaza prosigue estos pasos:

-Echa en un bol de madera 1 parte de semillas de mostaza molida
-Agrega exactamente la misma cantidad de agua
-Mezcla hasta conseguir una pasta
-Pone la pasta en la parte central de un paño de lino, de manera que puedas enrollarlo y que la mostaza no entre en contacto directo con la piel.
-Aplicar el paño de lino en la zona perjudicada o bien dolorida.

 

Para dudas acudir a los mejores profesionales de la estética donde podrán informaros de los usos según vuestra piel, y el tratamiento médico que queréis conseguir, acudiendo a la mejor clínica de estética en Madrid.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.