El Ácido Hiáluronico todo beneficios y propiedades para la piel

 

El ácido hialurónico es, al lado del colágeno, nuestro gran aliado en la lucha contra la pérdida de volumen y las arrugas producidas por el correr del tiempo. No obstante este es más perdurable, provoca menos reacciones alérgicas y contribuye a borrar las arrugas de una forma considerablemente más eficiente. Te contamos sus propiedades y beneficios.

Que es el Ácido Hialurónico?

El ácido hialurónico es una substancia que se halla de forma natural en nuestro organismo, pues es parte de abundantes tejidos y órganos de nuestro cuerpo como los cartílagos o bien la propia piel.

Conforme nos hacemos mayores, la presencia de esta substancia va reduciendo sensiblemente. Desde los treinta y cinco años la manera de nuestro semblante empieza a mudar a consecuencia del descenso de nuestro capital de ácido hialurónico. Esto provoca la pérdida de volumen y de solidez y la aparición de arrugas, y por ende el envejecimiento de la piel.
La característica primordial del ácido hialurónico es su gran capacidad para atraer y retener el agua, con lo que en cosmética se ha transformado en uno de los ingredientes fetiche para cremas y tratamientos antiaging Madrid. En su empleo tópico aporta grandes dosis de hidratación a la piel, aparte de darle un aspecto más liso y asistir a rellenar las pequeñas arrugas y líneas de expresión.

Usos en medicina estética con el ácido hiáluronico

  • El ácido hialurónico empezó a utilizarse en cosmética como un tratamiento antiarrugas en la década de los noventa, en forma de viales inyectables que logran, de forma prácticamente inmediata, devolver a la piel su volumen inicial y también hidratarla en profundidad, mejorando asimismo su lisura y iluminación.
  • De esta forma, se corrigen los primeros signos del envejecimiento cutáneo sosteniendo nuestra piel joven por más tiempo.
  • Esto es debido a que la aparición de arrugas y flaccidez asociadas al paso del tiempo se genera en una gran parte por la pérdida de hidratación en la piel que provoca la minoración de ácido hialurónico y de la capacidad de nuestro organismo para restituirlo conforme nos hacemos mayores.

Las zonas más frecuentes en las que se aplica son:

  1. Contorno y comisura de los labios.
  2. Volumen labial y facial (pómulos).
  3. Arrugas labiales o bien peribucales (en torno a la boca).
  4. Surcos nasogenianos (líneas de expresión a los dos lados de la nariz y la boca).
  5. Patas de gallo.

Si aparte de arrugas en ciertas de estas zonas que aconsejamos tienes arrugas en la frente, aprende a hacerte unos masajes que te vendrán genial.

Usos en cosmética del ácido hiáluronico

No obstante, ya no es preciso recurrir a inyecciones de ácido hialurónico para gozar de sus beneficios, puesto que la investigación cosmética ha logrado elaborar esta substancia de forma que asimismo puede ser absorbida por la piel a través de cremas y sueros.

El ácido hialurónico que nos inyecta el dermatólogo es de alto peso molecular (hidrata realmente bien mas no penetra salvo que sea inyectado), al paso que el que se utiliza en cosmética es de bajo peso molecular, con lo que se logra penetrar en la capas más profundas de la epidermis, y de esta forma hidratar la piel, rellenar los surcos y arrugas y devolverle al semblante la solidez perdida.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.