La Salud de la Piel con la Influencia del Estrés

 

La salud de la piel siempre va influido por varios motivos, además de unos cuidados, y alimentación se debe al estado del estrés.

La salud de la `piel influida por el estrés y la falta de sueño

El agobio y la carencia de sueño afectan a la iluminación del semblante y pueden ‘apagar’ la piel.
La iluminación de la piel se relaciona de forma directa con una piel joven y sana. En cambio, la pérdida de iluminación, o bien como asimismo se afirma ‘cuando el tono está apagado’, representa un estado anormal o bien patológico.
Cuando la luz incide en una piel sana y con un estado adecuado y regular, esta es transparente y absorbe el tono de la hemoglobina que circula de forma perfecta y activa por medio de los pilíferos sanguíneos y se refleja un color, que se percibe por un tono rosado que da un aspecto saludable, popularmente conocido como ‘buena cara’.

Cuanto más plana y regular es la superficie cutánea, mejor se reflejan los rayos lumínicos en todas y cada una de las direcciones del espacio y la piel adquiere entonces un aspecto brillante, reluciente.
Si la capa córnea (la capa más externa de la epidermis) es rugosa, está desecada o bien engrosada, la absorción lumínica se complica y la superficie de la piel adquiere un aspecto mate y apagado.

Igualmente, este estado de tono apagado asimismo se genera si la piel está dañada por el sol o bien manchada.
Si la microcirculación es menos eficiente, el color rojizo asoma en menor medida y la piel presenta un aspecto marchito y cetrino.
El agobio y la carencia de sueño, por su parte, acarrean la liberación de una substancia llamada noradrenalina, la que genera una vasoconstricción que reduce la circulación sanguínea y, en consecuencia, la minoración de la oxigenación y del aporte de nutrientes a la piel.

La tensión amontonada asimismo aumenta la producción de radicales libres y puede trastocar los valores hormonales, lo que terminarán afectando de forma negativa al estado y aspecto de la piel.
Además, el agobio puede provocar o bien empeorar ciertas afecciones dermatológicas como la dermatitis atópica, el acné, la rosácea, la dermatitis seborreica, la soriasis, la hiperhidrosis, la caída del pelo areata o bien el liquen plano.

En la salud de la piel nos influye tanto el estrés y el agobio como la carencia de sueño pueden tener, además de esto, esenciales consecuencias para nuestra salud normalmente, con lo que es esencial adquirir unos buenos hábitos de reposo y también procurar administrar de la mejor forma posible la tensión que podamos padecer en nuestro cada día, abundantes estudios han probado como la piel es capaz de advertir por sus receptores de dolor, presión y temperatura, una situación agobiante y enviar la información al cerebro.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.