La piel y el Cabello durante el Embarazo

 

La piel y el cabello necesitan unos cuidados diarios, pero cuando la mujer se queda embarazada debe extremar los cuidados, ya que los cambios hormonales afectan al cuero cabelludo y a la piel de nuestro rostro,

En el post de hoy os explicamos los cuidados que debéis hacer y tomar durante el embarazo para la piel y el cabello.

El embarazo supone un reto para nuestro cuerpo, con lo que el cuidado de la piel es más esencial que jamás.

 

Cuidados de la piel y del cabello:

Eludir determinados ingredientes productos cosméticos.

No se debería utilizar ningún producto cosmético que incluyese en su composición los próximos ingredientes: aceites esenciales, vitamina liposoluble de tipo A (retinoides), mercurio, parabenos y ftalatos.

Tampoco son aconsejables los peelings químicos y las cremas despigmentantes.

Elegir hidratantes reafirmantes con texturas y olores agradables.

El sentido del olfato se aguza a lo largo del embarazo, con lo que hay que decantarse por fórmulas que alienten a ser incesantes en el cuidado de la piel.

En nuestros días muchas marcas cuentan con líneas concretas para embarazadas.

Aplicar cremas concretas para piernas cansadas. Estas cremas asisten a prosperar la retención de líquidos, la pesadez y la hinchazón en las piernas, frecuentes los últimos meses de embarazo.

Hay que revisar que se trata de cremas compatibles con el embarazo.

Hidratar intensamente la piel.

El veloz incremento de volumen en pechos y vientre requiere que nuestra piel se sostenga flexible si deseamos intentar prevenir la aparición de estrías y la flaccidez tras el parto.

Extremar la protección solar. Con el embarazo aumenta el peligro de padecer melasma, consistente en la aparición de máculas de color cobrizo claro a obscuro eminentemente en la frente, las mejillas, el labio superior o bien la barbilla.

El melasma puede desaparecer tras el embarazo, mas si no lo hace, acostumbra a ser difícil de suprimir.

No hacerse masajes. Por lo menos, y por cautela, a lo largo de los 3 primeros meses. Asimismo se desaconsejan los tratamientos dermoestéticos a lo largo del embarazo

Aguardar al segundo trimestre para teñirse el pelo. En general se puede teñir el pelo a lo largo del embarazo de forma segura por el hecho de que las substancias químicas que podrían ser tóxicas en dosis elevadas están presentes en concetraciones bajas.

Todavía de este modo, es recomendable aguardar hasta el segundo trimestre y utilizar tintes vegetales si se puede.

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.