La dieta flexitariana es una alimentación mucho más equilibrada que la comúnmente llamada “carnívora”, que se basa primeramente en la dieta vegetariana, pero que además incluye el consumo balanceado de carnes y pescado. Debe estar claro que no todas las personas que coman carnes de forma irregular son flexitarianas, pues para eso necesitan fundamentar su alimentación en los principios de la dieta vegetariana (frutas, verduras, legumbres, cereales), aunque no es tan estricta como ésta ya que facilita mucho el consumo de alimentos en el ámbito social.

Es una alimentación perfecta para los que quieren tener una vida más larga y saludable priorizando el consumo de verduras, legumbres y frutas. Esta dieta no presenta inconvenientes o problemas, todo lo contrario, sólo trae beneficios:

  • Aumenta el tiempo de vida. Está comprobado que los flexitarianos viven hasta tres años más que los “carnívoros”.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades como el cáncer. Gracias a lo poco que es consumida la carne con esta alimentación, ayuda a la optimización de la salud.
  • Pérdida de peso. Se mantiene un peso apropiado  a causa del equilibrio que se posee con los alimentos.
  • Ayuda al medio ambiente. Por el aumento de verduras y frutas en la dieta, se estará ayudando al mundo animal, ya que se necesitan más recursos tanto ambientales como económicos para criarlos. Se estaría colaborando con el agricultor y no con el cazador.
  • Los productos cárnicos han de ser de buena calidad. Las carnes de buena calidad son más caras, pero eso no importará puesto que no serán consumidas con tanta frecuencia.

dieta flexitariana

Si te has decidido por iniciar la dieta flexitariana, lo primero que debes hacer es:

  • Comprar un libro de recetas. Para que la alimentación no se vuelva tediosa, busca un libro con recetas para mantener tu menú variado todos los días.
  • Disminuir el consumo de carnes. Comer carne al menos uno o dos días por semana.
  • Consumir más las proteínas necesarias. Aumentar el consumo de legumbres y cereales para incrementar la llegada de proteínas al organismo sustituyendo las de la carne.
  • No consumir frutos secos en exceso. Esos frutos de alguna manera crearán un descontrol innecesario en tu peso.

Sobre El Autor

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.