Dieta Adecuada para huesos y Articulaciones Sensibles

Cuando  comenzamos a percibir que tenemos unos huesos y unas articulaciones enclenques, debemos cambiar nuestra dieta frecuente.

El propósito va a ser sostener los niveles de calcio, magnesio y vitamina liposoluble de tipo D convenientes para su bienestar

Aun cuando tienes una salud de hierro, los huesos y las articulaciones empiezan a fallarte.

Los dolores de huesos se deben al desgaste que padecen con el tiempo, mas asimismo están motivados por una dieta deficiente que carece de las propiedades precisas.
De esta forma, si no consumimos calcio o bien antioxidantes suficientes, nuestro sistema óseo lo apreciará tarde que temprano.

Por esta razón, lo mejor es planear una dieta de antemano, teniendo presente nuestros objetivos.
A fin de que los logres, deseamos proponerte unos consejos que te van a ayudar a diseñar la mejor dieta para tus circunstancias.

Consejos dietéticos para robustecer unos huesos y unas articulaciones enclenques

1º.Evitar la sal

  • Realmente es imposible comer sin sal, en tanto que los comestibles procesados poseen esta substancia.
  • El inconveniente está en su alto contenido en sodio.
  • Este favorece que se suprima más calcio por medio de la orina, con lo que complica el mantenimiento de los huesos.
  • Si te resulta complicado abandonar al sabor del condimento, te invitamos a que utilices la sal marina, teniendo en cuenta que no está refinada.
  • De este modo, consta de minerales que contrarrestan el poder del sodio y, además de esto, no genera retención de líquidos.

2º. Moderar el consumo de alcohol

  • El exceso de alcohol obstruye la absorción de calcio y vitamina liposoluble de tipo D. Los dos son imprescindibles para la mejora de los unos huesos y articulaciones enclenques.
  • Esto no desea decir que debas abandonar a tomarte una cerveza cuando estés en un acontecimiento social. La renuncia a algo de lo que gozamos prácticamente jamás es recomendable.
  • La faceta sensible es un componente esencial en el éxito de nuestras resoluciones. Por este motivo, lo idóneo es no superar un vaso de cerveza o bien de vino diario (doscientos ml).

 

2º La cafeína favorece la pérdida de calcio
  • La cuestión de la cafeína es más frágil en las mujeres que han cruzado el umbral de la menopausia.
  • Como sabemos, es un instante frágil en la salud de las féminas, por el hecho de que se genera un elevado número de cambios hormonales y celulares.
  • Por este motivo, es desde acá cuando se acrecientan los casos de osteoporosis y artrosis.
  • En este sentido, tomar más de 2 tazas de café cada día acelera la descalcificación, por 2 vías.
  • Por una parte, favorece la expulsión del calcio por medio de la orina y por otro, interfiere en la absorción del mismo.

3º Sobrepasarse con dietas de proteínas aumenta la pérdida ósea

  • Muchas dietas con fines de pérdida de peso recomiendan introducir más proteínas en nuestras recetas.
  • Dicha circunstancia se debe a que se asimilan con sencillez, previenen la retención de líquidos y también acentúan la pérdida de grasa del abdomen.

No obstante, cuando excedemos la cantidad conveniente, los químicos que se generan a lo largo de la digestión pueden dañar la calidad de nuestros huesos.

Lo idóneo es conjuntar los ingredientes ricos en proteínas con frutas y vegetales con elevado contenido en minerales, calcio y magnesio.

El sistema óseo asimismo precisa ejercitarse para sostenerse sano o bien para recobrar la salud perdida.
Cuando esto último ocurre, resulta esencial que se haga deporte de forma gradual  y progresiva.

4º. El Ejercicio para las articulaciones y los huesos

  • En este sentido, no hay mejor comienzo que pasear o bien caminar en bici.
  • En los dos casos van a estar adiestrando la capacidad para mantener tu peso, mientras que vas a mejorar la circulación, con lo que sostendrás tus huesos y articulaciones con mayor eficiencia.

Tras un tiempo, puedes jugar con lar resistencia, con actividades como el senderismo, o bien con la fuerza, con el empleo de las pesas.

Los dos ejercicios son más exigentes para las articulaciones, lo que quiere decir que deberás tomarlas con cautela y, de ser posible, con seguimiento de un profesional.

Los técnicos y monitores tienen el conocimiento preciso para señalarte el camino más recomendable.
Como ves, cuidar nuestro sistema óseo es más simple de lo que semeja.

Lo único que debes hacer es moderar el consumo de ciertos comestibles.
Si deseas fortalecer tu dieta, es suficiente con unos fáciles ejercicios que afianzarán las ventajas de tus nuevos hábitos.

Sobre El Autor

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.