La Harinas Refinadas y sus efectos

Consumir harinas refinadas puede derivar en inflamaciones y capítulos de estreñimiento y también indigestión. Al haber eliminado su aporte de fibra y nutrientes esenciales en el proceso de refinamiento.

El consumo de harinas refinadas es bastante común en el mundo entero y, pese a las advertencias sobre sus efectos negativos, muchos las prosiguen incluyendo de forma frecuente en sus dietas.
Una parte de la nutrición humana desde hace cientos y cientos de años, el día de hoy parece que los procesos a los que se ven sometidas disminuyen de forma notable su calidad nutricional.

Lo más alarmante es que su ingesta semeja ineludible, puesto que aparte de repartirse por sí misma, es uno de los ingredientes primordiales de decenas y decenas de productos que venden en el mercado.

Debido a esto es principal conocer cuáles son las reacciones que causa en el cuerpo y por qué razón es preciso limitar al límite su consumo.

Efectos de consumir Harinas Refinadas:

 

1.-Causan desequilibrio ácido-alcalino;

-El consumo frecuente de harinas refinadas conlleva efectos negativos en el pH del cuerpo, en tanto que altera el equilibrio ácido-alcalino que regula múltiples funciones del cuerpo.
-Un organismo saludable tiene un pH de siete con cuatro y, tras consumir esta clase de comestibles, el nivel de acidez acrecienta de forma preocupante.
-Como consecuencia, el cuerpo tiene contrariedades para sostener los niveles convenientes de calcio y, en consecuencia, la salud de los huesos se ve comprometida y tiene un impacto negativo en el sistema inmunitario y la salud metabólica.

2.- Aumento de niveles de azúcar en sangre;
Contrario a lo que bastantes personas piensan, la ingesta de azúcar refinada no es la única causa de los niveles altos de glucosa en la sangre.

-La alta concentración de hidratos de carbono que poseen las harinas blancas son fuertes influyentes en el desarrollo de este inconveniente.
-La amilopectina, uno de sus hidratos de carbono, se transforma con sencillez en azúcar en la sangre y, por ende, aumenta el peligro de diabetes.
3.- Puede acrecentar nuestro peso;

-Consumir muchos comestibles a base de harinas refinadas es uno de los primordiales obstáculos en el camino de aquellos que tratan de bajar de peso.
-Aunque una pequeña porción semanal no representa tanto peligro, comerlas todos y cada uno de los días afecta las funciones metabólicas que asisten a combatir el exceso de peso. Esto es debido a su alto contenido de hidratos de carbono que, aparte de acrecentar los niveles de glucosa, eleva la tendencia a amontonar grasa.
-Sumado a esto, su consumo produce ansiedad y, por tanto, crea el deseo de proseguirlas ingiriendo en grandes cantidades.
4.-  Interfiere en la salud intestinal;

-En contraste a las harinas integrales, las refinadas carecen de fibra y nutrientes esenciales que garantizan una perfecta digestión. Puesto que un ochenta por ciento de su fibra dietética desaparece, ingerirlas afecta los procesos inflamatorios del cuerpo y, por su parte, interfiere en la descomposición de los comestibles.

 

5.- Peligro de sufrir alergias y también intolerancias;

El trigo es uno de los primordiales desencadenantes de alergias y también intolerancias alimenticias debido a su alto contenido de gluten.

Esta proteína, presente en muchos granos, es de bastante difícil digestión en el cuerpo y puede provocar una contestación inflamatoria que afecta muchos aspectos de la salud.
6.- Puede Ocasionar depresión;

-Los hidratos de carbono que contiene este comestible han sido señalados como los responsables de sus efectos negativos en la salud sensible.
-Este nutriente, bastante difícil de digerir, altera la química del cerebro y aumenta la sensación de cansancio crónico y también insomnio.
-Aunque se puede meditar que es energético, realmente afecta el estado físico y mental, y reduce nuestra productividad.
-Intenta eludir los productos que las poseen y reemplázalos por opciones alternativas saludables.

7.- Puede Ocasionar Inflamación;

-Las personas diagnosticadas con enfermedades inflamatorias deben eludir al límite el consumo de este género de comestibles, en tanto que sus compuestos refinados aumentan los niveles de inflamación en los tejidos.
-Esto es debido a los desequilibrios que causa en la glucosa en la sangre que, por su parte, afecta las funciones que convierten las proteínas en fuentes de energía.
-Su ingesta provoca una reacción química famosa como glicación, o sea, un proceso inflamatorio que se ha vinculado con enfermedades crónicas como la artritis y los inconvenientes del corazón.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.