Los especialistas nos recuerdan que no hay comestibles mas buenos o mas malos, lo esencial es seleccionar una dieta variada y tomar las cantidades convenientes de todos . La dieta recomendada es aquella en la que prevalecen las verduras y frutas, de gran valor antioxidante, tal como los cereales, legumbres, frutos secos, pescado, carne . La dieta mediterránea cumple todos estos requisitos mas, desgraciadamente, en España, de exactamente la misma forma que otros países, ha habido un cambio nutricional esencial en los últimos tiempos en el que los comestibles tradicionales han sido reemplazados por otros con alto nivel de grasas sobresaturadas que pueden causar inconvenientes físicos esenciales

2 estudios del Instituto Nacional de Cáncer de E.U. muestran que la dieta mediterránea y la práctica de actividad física, se asocian, separadamente con un menor peligro de mortalidad en un periodo de cinco años. En comparación con los individuos sedentarios, los que efectuaban la cantidad de actividad recomendada por las guías médicas, de por lo menos treinta minutos prácticamente diariamente, tuvieron veintisiete por ciento menos probabilidades de fallecer y los que practicaban un ejercicio robusto a lo largo de tres días por semana a lo largo de veinte minutos redujeron el peligro en un treinta y dos por ciento .

Un modo de vida sano deja lograr una enorme longevidad. Esta es la conclusión de un reciente estudio publicado en Archives of Interna Medicine. Los autores, del Brigham & Women’s Centro de salud de la ciudad de Boston, aseveran que hábitos saludables como eludir el sobrepeso, practicar ejercicio y no fumar se asocia con mayores posibilidades de que el individuo viva más de noventa años con una buena función física.

Lo mismo reza otro estudio de este año, publicado en Plos Medicine por estudiosos de la Universidad de Cambridge. Conforme estos especialistas las personas que no fuman, practican ejercicio, consumen cantidades moderadas de alcohol y 5 platos o bien piezas de fruta o bien verduras cada día viven una media de catorce años más que aquellas que no adoptan ninguno de estos hábitos saludables. Moderarse en la dieta y en la practica de actividad física son medidas esenciales para disfrutar de longevidad.

Consejos que sostienen joven tu organismo

• Evita dietas radicales o bien desequilibradas que son todas y cada una aquellas que están más o menos bajo las 1.200 calorías.

• No fumes, los componentes del tabaco dañan la salud y aceleran el envejecimiento

• Ingerir alcohol de forma excesiva es perjudicial para nuestro organismo.

• Tomar el sol sin la protección conveniente, puede provocar daños irreversibles en la piel que pueden extenderse al resto de órganos. El sol actúa generando radicales libres que atacan los tejidos. El noventa por ciento de las causas del envejecimiento cutáneo están relacionadas con la piel.

• Proponle hacer deporte para divertirte, esto te asistirá a progresar tu calidad de vida sin sentirte un esclavo.

Metabolismo basal

Todas y cada una de las personas, por el mero hecho de estar vivas y todavía sin efectuar ningún género de actividad física, tienen un cierto gasto calórico; es lo que se conoce como Metabolismo Basal (MB), que podríamos delimitar como la energía que se gasta en efectuar las funciones orgánicas que nos sostienen con vida como, por servirnos de un ejemplo, el bombeo del corazón, la regeneración celular y la respiración. Solo estas funciones suponen un gasto de entre setecientos y mil quinientos Kcal diarias; esto es, entre treinta y sesenta kcal/h, más o menos. Esta cantidad varia de una persona a otra en función de su peso, porcentaje de grasa masa muscular, condición física, edad, sexo temperatura ambiental, etc

Relevancia de la dieta para adelgazar

Un youghourt azucarado de ciento veinticinco gr. aporta unas cuatrocientos cincuenta kcal, uno desnatado sin azúcar ciento setenta y cinco kcal, y una manzana de doscientos cincuenta gr. aporta ciento veinticinco kcal. Es sencillamente entendible que si se modera la dieta, el ejercicio hace más efectivo y veloz el control de nuestro peso. No anima a quien tiene sobrepeso meditar que ese exceso de apetito que ha harto en tres minutos les costará treinta minutos de bici estática en el gimnasio. Si deseas adelgazar debes lograr un alto consumo calórico semanal, con lo que es conveniente elegir deporte (o bien deportes) a los que puedas dedicar el máximo de horas. Utilizar el fin de semana para practicar a lo largo de múltiples horas tu actividad preferida en buena compañía es el mejor complemento para la modera ción en la dieta de la semana. Si puedes incorporarle ciertas sesiones de una hora entre semana mejor que mejor.

Seguro que muchos se preguntan: ¿cuánto adelgazaría si cuido la dieta? Imagínate que gastas por semana, por servirnos de un ejemplo, unas 1.600 kcal extras merced a tus deportes preferidos. Puesto que de nada te serviría para adelgazar si a lo largo de la semana agregases a tu dieta doscientos gramos de grasa o bien cuatrocientos de glúcidos (que equivale a unos treinta gr. diarios de grasa o bien sesenta gr. de espagueti o bien azúcares). De esta forma, observar lo que se come es esencial. Olvida el alimento basura y la bollería.

La fuerza y las calorías

Actualmente, en muchas de las máquinas que puedes localizar en cualquier gimnasio (o bien en velocímetros de alta gama) se señala la potencia que se está desarrollando. De ahí pue den deducirse las calorías gastadas por hora, que vienen a ser, aproximada psique, entre el triple y el cuádruple de los vatios generados. Por ejemplo: si a lo largo de una hora produces ciento sesenta vatios en la bici estática es tás gastando más o menos unas seiscientos kcal/h. Reiterar exactamente la misma operación día tras día, o bien por lo menos múltiples veces por semana (1 hora de deporte aeróbico moderado de seiscientos kcal + cuidar la dieta), equivaldría por mes a dos-tres kg. de grasa El ejercicio aeróbico incluye aquellas actividades físicas que se practican a niveles modera 2 de intensidad a lo largo de periodos de tiempo largos, lo que hace sostener una frecuencia cardiaca más elevada. En estos ejercicios se emplea el oxígeno para “quemar” sobre todo grasas y, en menor cantidad glucosa.

¿Has elegido tu deporte?

En la próxima tabla se han promediado los valores de gasto calórico que aparecen en diferentes fuentes de consulta. Es lógico hasta determinado punto que no coincidiesen, puesto que depende de lo previamente explicado. Mas en todo caso es buena orientación para el lector.

Gasto energético para niveles diferentes de actividad

Ciclismo diez km/h 45kg = ciento sesenta * 68kg = doscientos cuarenta * 90kg = trescientos doce

Ciclismo veinte km/h 45kg = doscientos setenta * 68kg = cuatrocientos diez * 90kg = quinientos treinta y cuatro

Saltando la cuerda 45kg = quinientos * 68kg = setecientos cincuenta * 90kg = 1.000

Carrera nueve km/h 45kg = cuatrocientos cuarenta * 68kg = seiscientos sesenta * 90kg = novecientos sesenta y dos

Carrera once km/h 45kg = seiscientos diez * 68kg = novecientos veinte * 90kg = 1.230

Carrera dieciseis km/h 45kg = ochocientos cincuenta * 68kg = 1.280 * 90kg = 1.1664

Natación veintitres m/min 45kg = ciento ochenta y cinco * 68kg = doscientos setenta y cinco * 90kg = trescientos cincuenta y ocho

Natación cuarenta y seis m/min 45kg = trescientos veinticinco * 68kg = quinientos * 90kg = seiscientos cincuenta

Tenis 45kg = doscientos sesenta y cinco * 68kg = cuatrocientos * 90kg = quinientos treinta y cinco

Caminando tres.2 km/h 45kg = ciento sesenta * 68kg = doscientos cuarenta * 90kg = trescientos doce

Caminando cuatro.8 km/h 45kg = doscientos diez * 68kg = trescientos veinte * 90kg = cuatrocientos dieciseis

Caminando siete.2 Km/h 45kg = doscientos noventa y cinco * 68kg = cuatrocientos cuarenta * 90kg = quinientos setenta y dos

Desenlaces medios para personas de cuarenta y cinco, sesenta y ocho Y noventa kilogramos conforme la actiVidad (Datos de la AHA HeartScore ‘97).

En el tramo de las ciento cincuenta-trescientos kcal/h tenemos actividades deportivas de baja intensidad como el golf, el billar, o bien los bolos. La danza puede consumir la nada des­ preciable cantidad de trescientos-cuatrocientos cincuenta kcallh, al paso que el consumo de calorías en deportes “explosi­ vos” como el squash va a depender, como resulta lógico, de la duración de cada jugada y de los tiempos de restauración que se den los participantes.

Sobre El Autor

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.