Comer compulsivamente, aprende a controlar este hábito

Comer de manera compulsiva es una de las reacciones de nuestro cuerpo frente al agobio y la ansiedad.

Es una contestación natural frente a una situación de temor y ansiedad.

Se eleva el nivel de cortisol y con esto el incremento de peso.

Aprende en el presente artículo qué debes hacer para evitarlo.
Comer de manera compulsiva puede generar un serio problema de peso y de autoestima.

Como te afirmaba, el cortisol, la hormona que generamos frente al temor, el agobio y la ansiedad, da órdenes al cerebro a fin de que coma cuanto más mejor, para estar preparado frente a una situación de urgencia.

Conoce los pasos para evitar comer compulsivamente.

 

Paso 1; Come Despacio y Mastica bien los alimentos

En situaciones de agobio, los comestibles saludables ni son sacian ni son una alternativa que se nos pase por la cabeza.

  • ¿A quién se le ocurre comer una trozo de apio cuando tienes ansiedad?
  • Es considerablemente más lógico meditar en algo azucarado o bien con determinada cantidad de grasa.
  • Nos sacian más, mas solo por un tiempo corto.
  • En verdad, muchas investigaciones han vinculado la reacción frente al agobio y la ansiedad a comer porciones más grandes de lo normal y con mayor cantidad de grasa.
  • La manera de batallar contra ello es desacelerarse, o sea, degustar cada mordisco, y prestar mayor atención a la sensación de saciedad conforme vas ingiriendo los comestibles.
  • Tómate tu tiempo con cada mordisco, toma dos vasos de agua anteriormente y deja que poquito a poco, la sensación de saciedad vaya invadiendo tu cerebro.
  • Todo ello ayuda a reducir los niveles de cortisol, lo que unido a una minoración de la cantidad de comestibles que se ingieren, te ayuda a supervisar lo que comes.

Paso 2: Conoces el dicho “Desayuna como un rey”

 

Las deficiencias de las vitaminas del complejo B, de la vitamina C, y del calcio y magnesio generan agobio.  Por que debes tomar un suplemento de vitaminas.
Y estas deficiencias conducen, nuevamente, a mayores niveles de cortisol y al incremento de los antojos por los comestibles más caloríficos.
La manera de eludir comer de manera compulsiva es a través de la ingesta de un desayuno con alto contenido de estos nutrientes.

  • Un desayuno ideal debe incorporar:
    un jugo natural (jamás comprado), es ideal el de naranja o bien pomelo. Asimismo puedes decantarse por un puñado de fresas o bien dos kiwis.
  • Con esto logras buenas dosis de vitamina C.
  • Toma un yogur bajo en grasa, que contiene calcio y magnesio, un pan de cereales integrales o bien pan torrado con un tanto de mantequilla.
  • Los cereales integrales están llenos de vitaminas del conjunto B, al tiempo que la mantequilla contiene ácidos grasos que pueden reducir la producción de hormonas del agobio.

Paso 3; Aprende a controlar las tomas de alimentos capricho

 

Cuando el agobio te aliente a comer de manera compulsiva algún comestible dulce o bien salobre, está bien que cedas un tanto.
Es mucho mejor que tomes un pequeño “capricho” pues te va a cortar  la contestación del cortisol antes que se salga de control.
Si tienes una pequeña porción de chocolate negro cuanto más porcentaje alto de cacao mucho mejor para tomar  a mano, te vas a sentir mejor, mas cuidado con la cantidad que comes.
Si tienes inconvenientes para auto supervisarte, toma cautelas para no caer en el exceso.

Por servirnos de un ejemplo adquiere una sola galleta y deja el resto lejos, en casa o bien en el congelador.

De esta forma si tienes un ataque de agobio y ansiedad deberás aguardar a que se descongele.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.