Cómo debes aplicarte la crema en el rostro? crema en rostro

La aplicación de una crema facial tiene su técnica.

No es que sea una ciencia compleja, mas precisa de sus trucos para lograr mejores resultados.

Y son fáciles ahora te explicamos ciertos de ellos, así como ciertos consejos esenciales a fin de que logres aplicar tus tratamientos y cremas de belleza apropiadamente. De esta forma, redoblarás de manera sencilla su eficiencia.

1.-Tener el rostro bien limpio:

El paso inicial, ya antes de la aplicación de cualquier crema, es tener la cara bien limpia.

Se trata de tener el cutis sin restos de maquillaje y también impurezas.

Acuérdate de que muchas celebrities se apuntan ahora a la moda de lucir una belleza al natural, llena de salud y lozanía y eso no significa ‘agua y jabón’ y ya está todo terminado.

El truco es usar unos buenos productos de limpieza de cutis que supriman restos de suciedad, polución y grasa que el cutis va amontonando a lo largo del día y que, al tiempo, respeten la capa  y aporten un efecto calmante, que relaja el cutis y ayuda a enseñar un semblante más infantil y juvenil, género de cutis, son los más convenientes.
Cuando vayas a adecentar la cara con una leche limpiadora, el consejo es calentar una pequeña cantidad del producto en las manos y aplicarlo en la piel a través de un suave masaje.

No frotes, por el hecho de que tu dermis se resentirá, hazlo delicadamente y tu semblante lo agradecerá.
Después, retiras los restos con una esponjita humectada en agua y el exceso de producto con un algodón empapado en Tónico, que te aportará un agradable efecto calmante, aparte de frescor.

Ahora sí, con una cara bien limpia, aplica los productos de tratamiento facial, esta forma el cutis los absorberá de forma directa sin ‘barreras’, ni contaminados por otros restos, de maquillaje, suciedad amontonada a lo largo de la jornada, o bien células fallecidas de la noche, etcétera

2.Exceso de crema:

Es un fallo bastante común y extendido. Más cantidad de producto no significa mayores beneficios, ni menos arrugas.  Por muy desecada que sintamos nuestra piel, el exceso de cremas es contraproducente.

Nuestra dermis absorbe una porción limitada, el resto tapa poros, obstruye la oxigenación de la piel y provoca brillos poco favorecedores.
En consecuencia, no peques de exceso, sino que la piel te dictará la cantidad precisa que precisa.

Aplica el tratamiento y misma apreciarás de qué forma se marcha absorbiendo, y si precisas o bien no más.

Además de esto, una buena crema hidratante o bien nutritiva no quiere decir que deba ser gruesa y grasa.

Si los ingredientes activos son eficientes y se hallan en la medida conveniente, la textura puede ser fluida y agradable, no untuosa.

3. El orden Sí importa:

Es esencial aplicar las cremas con un orden lógico a fin de que sean eficientes.

Los tratamientos de belleza precisan de unos pasos que debes respetar a fin de que actúen de forma eficiente.
Con lo que, tras adecentar bien el semblante con la leche limpiadora y retirar los restos que queden con el tónico, llega la hora del serum facial, tan de tendencia como indispensable.

Se trata de un tratamiento reestructuranteanti-edad, ya bien conocido, que puedes utilizarlo todos y cada uno de los días, para lograr una cara más lisa y lumínica.
Como es de absorción veloz, apreciarás como va penetrando de manera rápida y casi de inmediato, ya puedes usar el contorno para la zona cerca de los ojos.

Si deseamos hacer las cosas apropiadamente, el orden de aplicación de tratamientos sigue con la crema hidratante o bien nutritiva, conforme sea de día o bien por la noche, y es esencial hacer apreciar que jamás debes emplearlas como substituto del contorno de ojos. Recuerda que son 2 géneros de piel diferentes y, por este motivo, requieren productos de belleza diferentes.
Caso de que te fueses a aplicar un maquillaje, sí que debes aguardar dos minutos a que la piel absorba la crema, a fin de que no se mezclen los productos.

4. Cuidado con el contorno de ojos:

Con la piel en torno a los ojos hay que tener un singular cuidado.

Es la piel más fina y sensible y la que primero muestra signos de cansancio y envejecimiento.
Para aplicar apropiadamente el tratamiento de belleza indicado únicamente para la zona en torno a los ojos, debes efectuar pequeños y suaves toques con los dedos, nada de actuar con presión.

Hay que hacerlo siempre y en todo momento de dentro a fuera, en un solo sentido.

La dirección ideal a proseguir en un caso así, va desde el punto del lagrimal cara la oreja.

De este modo, poquito a poco hasta el momento en que se vaya absorbiendo.
Si bien, te parezca agotado, la belleza precisa de su tiempo, conque tómatelo con calma y gana en relax y salud!
Y, no olvides que debe ser siempre y en toda circunstancia un producto exclusivo para esta una parte del semblante

6. Cinco gotas de crema facial:

No nos engañemos, cualquier clase de piel requiere una tratamiento hidratante para sostenerse lisa y bonita.

No es cuestión de moda, ni del instante, hay que incorporarlo a nuestra rutina diaria, es esencial y lo apreciarás.
Con lo que la primera cosa que debes hacer es seleccionar el producto cosmético que te resulte más recomendable y también incluirlo en tu rutina diaria de belleza.

Para aplicar las cremas faciales apropiadamente, no tienes más que repartir 5 puntos de producto, no es preciso más, que pondrás en los próximos zonas de la cara: frente, pómulos, nariz y barbilla.

Ahora comienza a extender el tratamiento en movimientos circulares suaves con las yemas de los dedos, que vayan de dentro a afuera del semblante.

Es esencial que lo hagas siempre y en toda circunstancia cara arriba. La razón de proseguir este sentido tiene su explicación en que sirve para contrarrestar los efectos de la gravedad.

Algo que con la edad se transforma en un desfavorecedor descolgamiento  facial.
En cambio, si aplicas las cremas faciales con estos movimientos, aportas, además de esto, un ligero masaje que fortalece y contribuye a progresar la elasticidad de la piel, y a retrasar, en lo posible, la llegada de este efecto ineludible de la edad.

En suma, ayuda a sostener la piel en buen estado y con salud, que es lo que precisa para sostenerse joven.

Sobre El Autor

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.