Contorno de Ojos una zona muy delicada

 

El contorno de ojos es una zona muy delicada que nos expresa alegría a la tristeza, pasando por el cansancio y la preocupación.
Los ojos son, indudablemente, la una parte de nuestro cuerpo con mayor proyección sensible. Asimismo es la zona más frágil, en tanto que la piel del contorno del ojo es la más fina de nuestro cuerpo y está sometida a una actividad incesante.
Durante el día, parpadeamos decenas y decenas de veces por minuto y efectuamos miles y miles de contracciones de los músculos de la zona ocular, por eso es tan necesario los cuidados en el contorno de ojos y de forma suave y delicada.

Merced al parpadeo, nuestros ojos se sostienen protegidos y también hidratados y podemos expulsar todas y cada una aquellas partículas (arena, polvo, polen, etcétera) que hayan podido entrar en la superficie ocular.

También, de manera involuntaria contraemos los músculos que rodean nuestros ojos al gesticular (cuando reímos o bien lloramos, fruncimos el ceño, entornamos los ojos, etcétera).

Contorno de ojos y las líneas de expresión

  • Toda esta actividad incesante hace que las primeras líneas de expresión y arrugas de la piel aparezcan por norma general en el contorno de los ojos. Son las llamadas ‘patas de gallo’.
  • En el caso de las ojeras, en general tienen un componente hereditario, si bien se hacen más patentes con el paso del tiempo. La explicación está en que la piel del contorno de los ojos se vuelve, con la edad, más delgada y menos lisa, con lo que los vasos sanguíneos subcutáneos se hacen más perceptibles. Por su parte, estos vasos sanguíneos acostumbran a estar más dilatados.
  • Asimismo es verdad que el cansancio, la carencia de sueño, la retención de líquidos, los cambios hormonales, el tabaco, el agobio o bien determinados fármacos y enfermedades pueden empeorar las ojeras y hacerlas más perceptibles.
  • Con respecto a los párpados y a las bolsas de los ojos, los dos rasgos pueden dar un aspecto apenado y fatigado a la mirada. En el caso de los párpados, sobre todo en los párpados superiores, la flaccidez de la piel puede dar un aspecto adormilado e inclusive afectar a la visión. Esta pérdida de solidez tiene sitio a consecuencia del proceso de envejecimiento, mas puede retrasarse con unos buenos cuidados de la piel.
  • En el caso de las bolsas, asimismo se pueden formar con el paso del tiempo, puesto que los músculos y la piel en torno a los ojos se desgastan y, en consecuencia, puede acumularse grasa y líquido en la zona de los párpados.

Cuidado para el contorno de ojos

Hay que desmaquillar los ojos cuidadosamente, sin frotar de manera brusca ni estirar la piel. Se deben usar productos concretos para el desmaquillado de los ojos y/o las pestañitas. Es esencial que estos sean lo más suaves posibles y que no alteren la mucosa ocular.

Se recomienda hidratar la zona una o bien un par de veces al día con cremas hidratantes concretas para el contorno de los ojos.

Los ingredientes más indicados para esta zona son el extracto de arándano, que ayuda a prevenir la glicación del colágeno y la elastina; el proxylane, los flavonoides o bien los complejos péptidos, que acrecientan la elasticidad y la solidez de la piel, reducen las arrugas y mitigan la intensidad de las ojeras y las bolsas palpebrales; y difusores ópticos, que aportan iluminación inmediata a la zona del contorno del ojo.

Asimismo pueden emplearse cremas de tratamiento que asistan a ‘rellenar’ arrugas, dar solidez a la piel, descongestionar las bolsas, reducir los signos de fatiga o bien disimular las ojeras.

El maquillaje puede ser un aliado en el momento de dar luz a la mirada y ocultar pequeñas imperfecciones como las líneas de expresión y las ojeras.

También, los tratamientos dermoestéticos nos asisten a lograr una mirada brillante, fresca y descansada. En las mejores clínicas estéticas de Barcelona y Madrid encuentras profesionales médico estéticos  especializados en los tratamientos con bótox, ácido hialurónico y plasma rico en plaquetas para embellecer la mirada y cuidar la zona del contorno de los ojos.

En el caso de un exceso esencial de piel y grasa en la zona de los párpados, asimismo se puede recurrir a la blefaroplastia. La blefaroplastia es una técnica quirúrgica que se emplea tanto en los párpados superiores como inferiores y que se efectúa de forma ambulatoria.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.