Este verano cuida de tu piel y tu cabello!

 

Tanto la primavera como el verano pueden transformarse en genuinos oponentes para la salud de nuestra piel y el pelo, en especial si no los resguardamos como deberíamos.
El verano es una temporada del año singularmente crítica tanto para la piel para el pelo, puesto que los rayos UV resultan perjudiciales si no se toman las cautelas convenientes.
A consecuencia de la exposición al sol, el pelo y la piel se resecan de una forma notable. En el caso de la piel, toma una textura seca y pueden aparecer máculas provocadas por el sol.
En lo que se refiere a la melena, se reseca, lo que, a veces, hace que la raíz del pelo se quiebre e inclusive que se decolore y aparezca caspa.

Consejos para tu cuidarte tu piel del sol

    • Aplicar el protector solar media hora ya antes y sostener una exposición paulatina
    • Uno de los fallos más usuales que se cometen en verano es aplicar el protector solar en la playa o bien en la piscina. Puesto que bien, lo idóneo es aplicarlo media hora ya antes de la exposición al sol a fin de que la piel pueda absorberla; entonces, aplicarla nuevamente cada 2 horas.
    • Los primeros baños del sol del año han de ser progresivos. O sea, el primero de los días entre quince y veinte minutos; el segundo treinta minutos; el tercero cuarenta y cinco minutos… Lo recomendable es no exceder los cuarenta y cinco minutos y intentar estar en movimiento.

Cremas de protección solar del verano pasado y la mejor hora para tomar el sol

No es nada aconsejable usar las cremas del año pasado, si bien se hayan preservado en un sitio fresco a lo largo del otoño y también invierno; estos productos pierden sus propiedades transcurrido el tiempo, de forma que los filtros de protección no resultan nada eficientes.

  • Entre las 12 y las 4 de la tarde no es recomendable tomar el sol, con lo que resulta conveniente eludir estar en la calle a lo largo del mediodía.

Cuidados en las zonas más sensibles

Toda la piel precisa resguardarse del sol, mas hay determinadas zonas en las que vale la pena extremar la precaución; son semblante, cuello y escote. Lo idóneo es aplicar una crema de protección solar concreta para estas zonas. Asimismo es una gran idea aplicar una barra de labios fotoprotectora.
Además de esto a la hora de tomar el sol, es cien por ciento aconsejable usar complementos como viseras o bien sombreros para sostener tanto la cabeza como la cara protegidos del sol.

Tras la exposición al sol

Una vez en casa, hay que cuidar la piel para contrarrestar la sal amontonada en la playa. Resulta conveniente tomar una ducha usando jabones neutros y aplicar una crema anatómico de hidratación profunda.

Consejos para cuidar el pelo del sol

Los complementos como sombreros, pañuelos o bien turbantes se hacen indispensables a lo largo de los meses de verano.

Hay que tomar en consideración que la cabeza es la primera zona del cuerpo que se calienta y padece en verano, de forma que el cuero capilar se puede abrasar con relativa sencillez.

Agua fría y productos con protección solar.

Tras un baño en el mar o bien en la piscina, lo idóneo es lavar el pelo con rebosante agua fría para retirar los restos de arena, sal y cloro que pueden llegar a resecarlo.

En el mercado hay una gran pluralidad de productos concretos para resguardar el pelo del sol: cremas, geles, sprays…

De igual manera que con la crema para la piel, media hora ya antes de salir de casa es recomendable aplicar unas gotas del producto por el pelo, haciendo singular hincapié en la raíz y las puntas.

Alimentación y nutrición conveniente

El sol afecta de una forma notable al color del pelo, tanto si es natural como teñido. Por ende, para preservar íntegro su brillo y su color lo mejor es apostar por champús y mascarillas nutritivas con filtro UV integrado; tras una jornada tomando el sol, el pelo lo agradece.
La nutrición es una enorme aliada de cara a cuidar el pelo de los rayos UV.

A lo largo de la primavera y el verano es conveniente tomar comestibles ricos en vitamina C y Y también, los que resguardan la melena del sol.
Son consejos sencillísimos que todo el planeta puede proseguir esta primavera y verano.

Teniéndolos en cuenta, seguro que se logra, tanto la piel como el pelo no padezcan lo más mínimo con la exposición al sol.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.