El beneficio de los Ejercicios en Embarazadas

El ejercicio en embarazadas, de exactamente la misma forma que en otros instantes vitales la práctica de actividad física ofrece infinidad de beneficios a quien la efectúa, en el caso de la encinta sucede lo mismo mas a otros niveles.

1. Los Beneficios en las distintas etapas

  • Durante los 9 meses de embarazo, se padece una serie de cambios fisiológicos, físicos y mentales a los que hay que amoldarse.
  • Muchos de ellos son evidentes mas los hay que suceden
    “por dentro” y, al ejercitarse, la lista de beneficios afecta a todos y cada uno de los niveles.

 

2. De qué manera puede afectar el ejercicio en la embarazada?

  1. Mejora de la condición aeróbica: a lo largo del embarazo aumenta el gasto cardiaco y el consumo de oxígeno. Con el ejercicio, este puede llegar a controlarse.
  2. Previene la diabetes gestacional: esta nosología no siempre y en todo momento aparece mas es más frecuente de lo que sería deseable. Con la práctica de actividad física, los niveles de glucosa disminuyen en sangre y, además de esto, se mejora la utilización de la insulina.
  3. Nosología lumbar: el dolor lumbar es la molestia que más se repite en las encuestas de salud que completan las embarazadas durante la gestación.
  4. La musculatura debe aguantar un incremento de peso esencial y cuando se prosigue una rutina conveniente de adiestramiento esta puede contestar mejor a la carga y disminuir al mínimo las molestias.
  5. Además de esto, aumenta en buena medida la lordosis de la columna vertebral, esto es, la curvatura.
  6. Todo aquel trabajo que se puede efectuar para asistir a compensar va a ser ventajoso.
  7. Control del peso: a lo largo del embarazo, la ganancia de peso va tácita. Si en otra temporada el ejercicio es una de las herramientas más recomendadas y empleadas por todos para supervisar o bien perder peso, lo mismo sucede en esta situación cuando se hace preciso supervisarlo.
  8. Mejora la autoestima de la futura madre: ciertas mujeres embarazadas pueden sentirse deseosas e inclusive al mudar hábitos apreciarse “desubicadas”. Contar con tiempo para una misma y dedicarse un espacio para cuidarse y sentirse mejor es un beneficio que tiene muchos efectos positivos para la futura mamá.

Estos y más efectos positivos semeja que deberían “obligar” a todas y cada una de las embarazadas a “calzarse unas zapatillas o bien ponerse un bañador” mas no siempre y en toda circunstancia es simple amoldarse a las nuevas circunstancias.

Muy frecuentemente, esa adaptación es más compleja, por la carencia de información y la falta de conocimiento.

Este factor es uno de los que se esgrimen en ciertos estudios publicados hasta la data, en los que se valora la práctica de actividad física por la parte del colectivo de embarazadas.

Las cantidades son concluyentes: solo entre un quince-treinta y dos por ciento de embarazadas prosigue las recomendaciones de las autoridades en lo que se refiere a hábitos saludables.

 

En nuestros días, son cada vez más los centros y adiestradores que ofrecen adiestramiento adaptado y conveniente a cada trimestre, puesto que no todo vale y hay que ajustar al límite el programa de adiestramiento.

Dependiendo del estado de salud y anterior valoración médica, este debería incluir ejercicios de tipo aeróbico, de fuerza y de flexibilidad.

Estos 3 géneros de adiestramiento, ofrecen un término global que va a ayudar a encarar el embarazo y el siguiente posparto a la mujer, con mejores garantías de salud.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.