Los Calambres y las causas que los origina

Los calambres ocurren con mucha frecuencia en distintas ocasiones.

La práctica de estiramientos acostumbra a ser realmente eficaz tanto para prevenir para calmar los calambres.

Además, los masajes asimismo pueden asistirnos a supervisarlos y a prosperar la condición
Todos, en algún instante de la vida, hemos llegado a sufrir un calambre.

El hormigueo, la incomodidad y el dolor están a la orden del día cuando de calambres se trata. Por otro lado, pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo.

Los “culpables”, por decirlo de alguna forma, son los músculos, en tanto que es allá donde se produce todo.

Que son los calambres?

Se trata de contracciones involuntarias a nivel muscular.

Llegados aquí, cabe destacar la existencia de 2 tipos primordiales respecto a los músculos (voluntarios y también involuntarios).
1. Músculos voluntarios: Como su nombre señala, son aquellos movidos por propia voluntad de humano. Es el caso de los pertenecientes a las extremidades.
2. Músculos involuntarios: Son todo lo opuesto a los precedentes. En un caso así, no podemos supervisar su movimiento si bien deseemos.

-Pese a no cumplir nuestras órdenes, estos músculos contribuyen a la función vital del organismo. Un caso claro es el corazón, que se mueve automáticamente.

-Partiendo de lo precedente, los calambres son diferentes a los músculos involuntarios, pese a presentarse de forma afín.

-Y es que, en la mayor parte de ocasiones, estos aparecen en segmentos musculares controlados de forma voluntaria.

-La duración de estos cambia un tanto, si bien de qué manera máximo se extienden hasta quince minutos, más o menos.

-Se puede destacar que, si bien son exclusivos de músculos voluntarios, hay ocasiones que los involuntarios asimismo los presentan.
De esta manera, pueden darse en órganos interno como los intestinos y el árbol bronquial

¿A qué se deben los calambres?

-Ciertos factores acostumbran a considerarse primordiales en lo que se refiere a la aparición de los calambres.

-Debido a ellos, el músculo se contrae de forma excesiva:
-Actividad física excesiva o bien robusta
-Lesiones musculares o bien óseas.
-Deshidratación.
-Deficiencia de potasio, magnesio y calcio.

Los Consejos para tratar los calambres:

La aparición de esta molesta contracción involuntaria puede prevenirse.
Para esto, lo idóneo es sostener el cuerpo en un estado de hidratación conveniente, aparte de no efectuar sacrificios exagerados.
Sin embargo, si no consiguen evitarse, lo mejor es intentar tratarlos de una forma o bien otra.

En ese orden de ideas vamos a enseñar unos consejos geniales para conseguirlo.
1er Consejo. Masajear con aceite

  • El calambre se asocia con determinado enfriamiento en la zona del músculo, todo debido a la poca irrigación sanguínea del mismo.
  • La meta, por ende, es promover una suerte de calentamiento para atenuar el dolor y la contracción.
    ¿Qué debemos hacer?
  • Emplear un tanto de aceite y aplicarlo de forma manual puede resultar útil.
  • Realizaremos un masaje contrariamente al dolor, ejercitando presión y en forma de círculo.
  • De forma paulatina el músculo se va a ir recobrando y la molestia va a desaparecer.

2º Consejo. Realizar Estiramientos

  • Pese a ser un antídoto de la vieja escuela respecto al tratamiento de calambres, los resultados de esta técnica son geniales para quien sufre una molesta contracción involuntaria.
  • La mayor parte de ellos acostumbra a presentarse en las extremidades, y las inferiores son las más perjudicadas. De este modo, cada segmento puede padecerlos: tanto pies, como piernas o bien muslos.
    ¿Qué debemos hacer?
  • Partiendo de lo precedente, lo idóneo es efectuar un estiramiento acorde al músculo perjudicado.
  • Solicitar el favor a otra persona tiende a facilitar las cosas, en tanto que, uno mismo puede lastimarse.
  • Para esto, es conveniente apuntar a la otra persona qué siente y el sitio concreto perjudicado. Sin ningún género de dudas, ello va a facilitar el proceso de restauración.

3er Consejo  Realizar un masaje con Romero

Sabemos ya las ventajas del masaje respecto a los calambres. Sin embargo, el aceite desempeña un papel esencial en lo que se refiere al calentamiento del segmento perjudicado.

  • Así, el alcohol de romero asimismo puede ser de mucha ayuda y, en ese orden de ideas eludir el empleo del aceite.
    Este ingrediente cuenta con grandes propiedades entre aquéllas que resaltan las circulatorias y antiinflamatorias, idóneas para combatir los efectos producidos por el calambre.
    ¿Qué debemos hacer?
  • El masaje debe efectuarse de igual manera que el aceite: con fortaleza, en círculos y en dirección opuesta a donde se percibe el dolor.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.