La Presoterapia y sus indicaciones

Surgida en la década del sesenta del siglo pasado, la presoterapia fue usada en sus principios como un tratamiento vascular para atenuar los efectos secundarios de la mastectomía.

No obstante, transcurrido un tiempo, esta técnica ha llegado a ofrecer un mayor número de soluciones, enfocadas eminentemente a progresar el sistema circulatorio del organismo, y siendo la más popular de sus aplicaciones, su gran eficiencia para tratar la celulitis y fortalecer las capas de la piel.

En qué consiste la Presoterapia?

  1. Esencialmente, se trata de un sistema de compresión de aire, que por medio de cobertores neumáticos deja trabajar las extremidades y fomentar un adecuado drenaje linfático.
  2. En la mayor parte de los casos, los equipos de presoterapia constan de 5 bombas o bien cámaras anexas, las que, por medio de un llenado y vaciado incesante, producen un “efecto oleaje” desde los pies hasta el abdomen, considerablemente más eficiente que los masajes tradicionales y singularmente enfocado a la activación de los nódulos linfáticos centrales en esta zona del cuerpo.
  3. Se ha probado a nivel científico que la presoterapia resulta eficaz para alentar la circulación sanguínea de nuestras extremidades, favoreciendo el retorno venoso y reduciendo o bien suprimiendo por completo la acumulación y retención de líquidos, grasas y restos celulares.
  4. De igual forma, esta técnica asimismo deja trabajar de modo efectivo otras zonas del cuerpo como el abdomen y los brazos, algo que ha propiciado en bastantes personas la preferencia por la presoterapia ya antes que la lipoescultura, en tanto que esta última precisa de intervención quirúrgica y un periodo postoperatorio. Además de esto, con la presoterapia, es posible observar los resultados desde las primeras sesiones.

Para qué zonas va bien la Presoterapia?

Supuestamente, la presoterapia es solo una técnica para prosperar la estética de nuestro cuerpo, mas su alcance para nuestra salud va considerablemente más allí.

Aparte de optimar la oxigenación del organismo, favorecer la tonificación de la piel y aportarle mayor solidez, esta técnica asimismo alimenta los tejidos, fomenta la regeneración celular, y por tanto, actúa beneficiosamente sobre nuestro sistema inmunitario.

Si una persona busca perder peso, puede hallar en la presoterapia un enorme aliado, puesto que la actividad linfática relacionada con este tratamiento, deja quitar la grasa amontonada en el cuerpo, mientras que evita la flaccidez de la piel. Es sabido por todos que la celulitis se define como pequeñas acumulaciones de tejido graso en las caderas, los muslos y los glúteos, dando sitio a lo que es conocido como “piel de naranja”.

En estos casos, la presoterapia asimismo ha probado ser realmente útil, puesto que su aplicación deja quitar estos nódulos de grasa en el cuerpo.

Aconsejable para los atletas y personas que adiestran diariamente, la presoterapia supone una herramienta eficiente para relajar el sistema muscular, fortalecer los tejidos conectivos, robustecer los músculos y las articulaciones, trabajar los puntos inquietos, calmar el agobio y los espasmos musculares, y hasta atenuar la hinchazón y la inflamación.

Capaz de regular la presión arterial, favorecer la circulación sanguínea, suprimir desechos y líquidos, prosperar el sistema linfático, alentar el tránsito intestinal, e inclusive, asistirnos a adelgazar, está claro que la presoterapia es una solución eficaz, veloz y también indolora para impulsar nuestra salud y nuestra calidad de vida.

De qué forma se efectúa la Presoterapia?

A lo largo de una sesión de esta técnica, las extremidades inferiores del cuerpo se cubren con unos dispositivos de doble pared hinchable, conocidos como botas o bien manguitos, conectados a un PC.

Estas botas, se componen aparte de una serie de cámaras de presión, las que son hinchadas de forma secuencial para alentar el sistema circulatorio. Conforme el torno insufla el aire de forma controlada, va simulando el recorrido natural de la linfa, lo que fomenta la supresión de desechos y el aporte conveniente de nutrientes a los tejidos celulares.

Este movimiento lento y progresivo, deja asimismo favorecer la circulación sanguínea, puesto que se genera un mayor transporte del líquido intersticial cara los vasos linfáticos y pilíferos venosos, lo que, dicho de otra manera, representa un antídoto infalible para tratar edemas, linfoedemas, y otras afectaciones circulatorias.

La duración de las sesiones no siempre y en todo momento es exactamente la misma, en tanto que depende del nivel de afectación del paciente y la eficiencia del tratamiento aplicado.

Normalmente, se hacen de 2 sesiones semanales de treinta minutos cada una a lo largo del primer mes, una frecuencia que reducirá a lo largo del tiempo y conforme se aprecien mejores resultados.

Para quién se aconseja e indica la Presoterapia?

En aquellas personas que padecen de celulitis, obesidad, várices, retención de líquidos, o bien piernas cansadas. Sin embargo, este tratamiento puede favorecer asimismo a personas saludables que solo procuran un antídoto precautorio para disfrutar de mayor salud y calidad de vida.
De igual forma, esta técnica asimismo ha probado grandes resultados en personas que sufren de edemas, reumatismos, jaquecas, fatiga general, e inclusive, para las mujeres que recién empiezan la menopausia, o bien para quienes atraviesan un proceso postoperatorio como una parte de una intervención quirúrgica reciente.

¿Qué contraindicaciones tiene?

Resulta pasmoso además de esto que la presoterapia forma un procedimiento considerablemente más fiable y seguro que la lipoescultura, aparte de que puede aplicarse en pacientes de cualquier edad.

Sin embargo, existen casos donde no es recomendable su práctica, como por poner un ejemplo ante ciertos escenarios como Trombosis Venosa Profunda (TVP), infecciones cutáneas, afectaciones cardiacas, embarazo y pacientes oncológicos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.